Las ciudades más coloridas del mundo

Acompáñanos en nuestra vuelta al mundo al arco iris a través de las ciudades más coloridas.

Algunos destinos se identifican con un color y así pasan a nuestro imaginario: Bolonia y el color rojo, Ibiza y el color blanco, Santiago de Compostela y el color gris, por citar sólo unas pocas. ¡Aunque no tantos lugares se identifican con todos los colores al tiempo! En este artículo te proponemos un viaje por la gama cromática a través de algunas de las ciudades que son toda una sinfonía de tonos.

Burano (Italia)
Burano es una isla italiana ubicada a tan sólo 7 km de Venecia que es pintoresquismo puro. Su población no llega a los 3.000 habitantes, por lo que puede ser una idea inmejorable para sacarle todo el jugo a tu viaje a Venecia. Lo que más destaca es, sin duda, el colorido de sus edificios, todos ellos encantandores y tradicionales. Además, es como una pequeñita Venecia dado que también presenta canales navegables, aunque mucho más modestos que los de la Serenissima. Puedes desplazarte a ella desde Venecia mediante un vaporetto cuyo trayecto no llega a los 45 minutos de duración.

San Miguel de Allende (México)
En México casi todo es puro color, y sus ciudades no iban a ser menos. Y es que el país norteamericano está repleto de ciudades virreinales destacadas por su exuberancia cromática. Prácticamente cualquier ciudad mexicana te descubrirá un encantador pintoresquismo multicolor, aunque de entre ellas brilla con especial fuerza San Miguel de Allende, ubicada en el estado de Guanajuato. Su herencia artística es impresionante, especialmente la que corresponde a uno de los estilos más exuberantes que existen: el Barroco. Te aconsejamos que te pierdas por sus ciudades, aunque sin perder de vista la belleza de construcciones como la Parroquia de San Miguel Arcángel. Y, si eres un apasionado de las culturas precolombinas, podrás darte un gustazo con los vestigios de la Cañada de la Virgen.

Colmar (Francia)
Una pequeña pero encantadora localidad alsaciana ubicada a menos de una hora en coche de Estrasburgo. No es una de las ciudades más conocidas de Francia, pero sin duda sí es una de las más bellas, como acredita el haber sido elegida mejor destino europeo de 2020. Y es que Colmar es pintoresquismo puro: casitas tradicionales, fuerte regusto medieval y, sobre todo, una atmósfera de cuento de hadas. No es casual que Disney se inspirara en ella y en otras localidades alsacianas para idear el escenario de su célebre La Bella y la Bestia. ¿Necesitas más motivos para visitarla? Si tu respuesta es sí, sólo te diremos algo más: en invierno luce especialmente espectacular con la nieve y las luces de Navidad. ¡A qué esperas!

Karlovy Vary (República Checa)
Karlovy Vary es una ciudad balneario, es decir, una ciudad planeada como un lugar de recreo de los sentidos. Algo que salta a la vista y a lo que sin duda contribuye el colorido de sus edificios. Pero no sólo: Karlovy Vary está repleta de encantadores parques (especialmente el Parque de Dvorak) y callejas flanqueadas por edificios de gran belleza. Asimismo, podrás encontrar sorpresas inesperadas, como la iglesia ortodoxa de Pedro y Pablo. Karlovy Vary es, sin duda un gran destino para una escapadita desde Praga. De hecho, se encuentra a tan solo 1 hora y 41 minutos de la capital del Moldava. Prácticamente 2 por el precio de 1.

Las Palmas de Gran Canaria
Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad con mucha chicha, especialmente por haber sido el primer asentamiento español en las islas. Un lugar que los españoles emplearon como base de operaciones para explorar y conquistar el resto del archipiélago. Esta condición de adelantada se concretó en uno de los centros históricos más hermosos de España, que en muchos puntos se asemeja con las ciudades latinoamericanas, en parte por su profusión de colores y balconadas de madera. Sin embargo, en esta ocasión queremos traerte su emblemático barrio de San Juan, un lugar de lo más colorido que se asoma al gran azul del Atlántico. ¡No tiene desperdicio!

Menton (Francia)
Una localidad francesa de la Costa Azul con un fuerte sabor italiano. Menton es una ciudad con apenas 30.000 habitantes que, sin embargo, tiene mucho que ofrecer. Especialmente por su herencia histórica variopinta, dado que a lo largo de su historia a pertenecido al Principado de Mónaco, a Cerdeña y a Francia. Podríamos mencionar encantos artísticos como su Iglesia de San Miguel Arcángel, la Iglesia de San Juan Evangelista o su casco viejo, repleto de construcciones barrocas; pero, sin embargo, lo que más brilla en Menton es el colorido de su fachada marítima y, por supuesto, el azul del Mediterráneo.

Cartagena de Indias (Colombia)
Viajamos a la exuberante Colombia para detenernos en una de sus ciudades más exuberantes, con un pie siempre puesto en el Caribe: Cartagena de Indias. Una ciudad de clarísima herencia virreinal que puede pasar por una de las ciudades latinoamericanas más hermosas. De hecho su incuestionable belleza e importancia histórica en el comercio de Indias motivaron la declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pasear por su centro es simplemente delicioso: sus casitas tradicionales presentan diversos tonos en sus fachadas, un colorido que es realzado aún más si cabe por las flores que cuelgan de las balconadas de madera. Y presidiendo el conjunto, dos monumentos ya de por sí coloridos: la Catedral y la Torre del Reloj.

Compare listings

Compare